El vidrio podría almacenar datos por siglos

Uno de los grandes inconvenientes de los tipos de memoria digitales que usamos en la actualidad es que su duración eficaz es de unas pocas décadas, y aunque en la mayoría de los casos esto no representa un problema por requerir estar cambiando a memorias de mayor capacidad a plazos cortos, sería muy difícil guardar una información para la posterioridad. Aunque ahora ya sería posible usando un material que está presente por todas las casas: el vidrio.

El vidrio está presente en nuestras ventanas, en frascos, en muebles y uno que otro electrodoméstico. Es barato, no se ve afectado por la presencia del agua, puede soportar temperaturas de hasta mil grados, el polvo le hace los mandados y es agradable para el medio ambiente pues la naturaleza fabrica sus propios tipos de vidrios (como la obsidiana). Y usando un rayo láser, el vidrio podría convertirse en un tipo de memoria que podría no solo durar por siempre (pues es reciclable) sino también conservar los datos por siglos (mientras no lo hagan polvo, claro está).

Los encargados de esto son los cientificos de la Universidad de South Ampton en el Reino Unido quienes codifican la estructura molecular del vidrio a través de rayos láser. No solo se pueden grabar y leer estos datos, sino que incluso se pueden borrar y regrabar. Además, han logrado grabar 50 GB en un vidrio del tamaño de una pantalla de celular, que si bien actualmente 50GB puede parecer muy poco, la composición de varios “platos” de vidrio u otras mejoras puedan lograr mayor eficacia, pero su verdadera ventaja se basa en ser un medio más seguro para almacenar información. Además de que se trataría de un medio de almacenamiento mucho más económico que los actuales.

¿Quiénes podrían salir beneficiados con esto? En primera instancia, las grandes organizaciones y corporaciones que requieran almacenar información de una manera más segura y sin preocuparse tanto por respaldar cada 10 o 15 años. Pero también podría servir para quienes quieran preservar alguna información (un album de fotos o vídeo, inclusive) durante años y años, para que queden grabados para la posterioridad. Otro uso sería el de convertir nuestro entorno compuesto por vidrio en memorias digitales, incluyendo los de nuestras casas o los de edificios, lo que nos acercaría un poco más a la computación ubicua.

Fuente: United Press

About these ads
Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: